vestidos invitadas

Cómo lucirte como invitada de una boda

¿Te han invitado a una boda y aún no has decidido qué ponerte para ese día tan especial? Lo cierto es que si estás en esta posición puede que tengamos justo lo que estás buscando: lucirnos y destacar en un casamiento no siempre es tarea fácil, sobre todo si tenemos en cuenta que a la hora de planificar el look de invitadas es importante no llevar nada puesto que pueda opacar a la novia que, en definitiva, es la gran protagonista de la jornada. Si aún no sabes qué ponerte y quieres lucir esplendida en el evento, te recomendamos echar un vistazo al artículo de hoy y dejarte inspirar por todas las ideas que tenemos para ti.

Destaca como invitada con estos consejos

Como mencionamos en el párrafo anterior, ir de invitadas a una boda y lucir maravillosas no siempre es algo sencillo de lograr: la clave al planificar atuendos para ir a un evento nupcial está en no opacar a la novia y jamás llevar algo del mismo color del vestido de la protagonista del evento, por lo que pueden ir surgiendo distintos obstáculos que debemos sortear para vernos increíbles sin caer en el mal gusto o perjudicar a la novia. Veamos algunos tips para lucir tu mejor versión en la ceremonia:

Elegir el escote ideal

El escote es una de las claves para que logremos una estética integral agradable y que cumpla su cometido: para el caso de las que van como invitadas a una boda, lo ideal es tratar de conseguir un corte de escote que sea intermedio, ni muy profundo ni muy recatado, adecuado siempre al tipo de busto que tenga cada una.

Menos es más

Siempre es mejor optar por la sencillez al planificar una estética como asistentes a un evento nupcial: sobre cargar los looks es siempre una mala idea y los resultados pueden jugarnos muy en contra. Antes de escoger un estilo osado o con colores que no te generan mucha seguridad, opta por elegir un atuendo sencillo con colores básicos y que resulten beneficiosos para tu tipo de cuerpo.

No olvides los complementos

Una vez que hayas decidido sobre el atuendo los complementos y accesorios se transforman en la segunda prioridad del look. Al igual que lo que sucede con el vestido, en estos casos menos es siempre más y lo mejor es tratar de evitar la sobrecarga de elementos. Escoge siempre pensando en la coherencia y en que todo combine con el elemento principal de tu look que es el vestido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *